Poble Sec, A la conquista de nuevos territorios

Poble
Poble

Aires bohemios entre Montmartre y Spaccanpoli

En este mundo hay dos tipos de personas, las que crean modas y las que las siguen. Hará unos doce años me entrevisté por casualidad con Ricardo Feriche –diseñador gráfico, tipógrafo y empresario restaurador–, en su estudio de la calle Tapioles, en pleno Poble Sec, y me contó que estaba de regreso de una etapa en Nueva York y que había elegido el barrio por su proyección a medio plazo. En esa época estábamos poco acostumbrados a conceptos como gentrificación o inversor internacional, y todavía no habíamos soñado con los pisos turísticos, y mi reacción fue de perplejidad absoluta: un tipo tan sofisticado, que para recibir a un insecto como yo, ofrecía un chai y unos cómodos sillones en su estudio-restaurante, se instalaba por todo lo alto en uno de los barrios más deprimidos del centro de Barcelona: alguna información poseía que el resto no conocíamos.

Poble
urbanphoto.net

El tiempo le dio la razón a Ricardo, y en 2016, Poble Sec es la punta de lanza de un modelo que crea seguidores y detractores por igual y que no entiende de fronteras ni reclamaciones vecinales. Restaurantes de autor aparecen justo al lado de talleres de reparación de chapa, y los cupcakes stores sustituyen a las mercerías de toda la vida –cuando aparece el primer cupcake, ya podemos hablar de gentrificación, según el sociólogo Daniel Sorando. Mientras el barrio vive un esplendor gastronómico y inmobiliario sin igual, asociaciones vecinales ponen el grito en el cielo por la subida de precios y la falta de inversión pública.

poble
bdebarcino

Pero vayamos por partes: si uno quiere comer de verdad, la visita a La Perla dels germans Serra, en el Passeig de l’Exposició nº 62, es de obligado cumplimiento. Sus guisos de la abuela, callos con garbanzos, tortilla de samfaina y una carta con más de cien platos son un canto contra los análisis de sangre.

poble

Aunque si lo que buscáis es un tapeo, quizá un paseo por la peatonal calle Blai os convenza de que en Barcelona es posible encontrar caña+tapa a precio de caña –¿cuántas veces me habré quejado de lo tacaños que son los restauradores catalanes antes de conocer la calle Blai?

poble

Si os va la sofisticación pero no queréis cruzar el Paralelo, tenéis el Xemei, frente a La Perla, que se ha convertido en un referente de la cocina atípica italiana, la del Tri-Véneto anti Tagliatella, y un referente también del hipsterismo y la audacia, pues fue apuesta pionera en el distrito. Otro clásico es el Elche, en la calle Vila i Vilà nº 71, arrocería canónica, o La Bodegueta del Poble Sec, en la misma calle Blai nº 47, o el imperdible Quimet Quimet y sus ahumados, presente en las guías de Barcelona desde antes de las Olimpiadas.

poble

Los inversores internacionales tienen los ojos puestos en Poble Sec, y son muchos los fondos que compran en este barrio por su recorrido en inversión –los precios todavía son un 50% de la media de Eixample–, por su atractivo natural –un toque de Montmartre, otro de Spaccanpoli, aires bohemios– y por su cercanía a los centros turísticos.

Poble

Hace poco me di una vuelta por la calle Tapioles. Ricardo Feriche ya no tiene el estudio allí. El Poble Sec ya está más que consolidado.

 

 

 

Written By
More from Joaquim

Cecconi’s is the new luxury in food.

El Cecconi’s ha llegado a nuestras tierras, y lo hace por todo...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *